Las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros son

las que verdaderamente curan nuestras enfermedades.

Hipócrates

Método terapeutico: la sesión

 

Una sesión de Reiki puede tener una duración aproximada de 45 a 60 minutos. En cada caso, será necesario un número de sesiones u otro dependiendo de la persona, de sus necesidades y de su evolución. Se realiza con el paciente tumbado o sentado, vestido con ropa cómoda, acompañado de música relajante y en un ambiente tranquilo. El terapeuta sitúa sus manos en distintos puntos del cuerpo (sin necesidad de contacto) manteniéndolas sobre los centros energéticos (chakras).

Reiki, siendo una energía inteligente, actúa de forma progresiva y se dirige donde hay necesidad. El Reiki restaura los equilibrios perdidos y por esto es un método de sanación, autoconocimiento y crecimiento personal. El desbloqueo de nuestros centros energéticos hace que sea nuestra propia energía a colocar las cosas en su lugar y reconstituir la armonía.

Rei 靈 - Energía universal Ki 氣 - Fuerza vital

 

 

Dar Reiki consiste básicamente en transmitir la Energía Vital Universal a través de las manos a uno mismo u otra persona o animal o planta. Es un método terapéutico natural, fácil de aprender tras un proceso que se divide en distintas fases, el cual nos permite ser un canal transmisor de esta energía.

Ser canal transmisor no significa que nos desprendemos de nuestra energía personal, la trasladamos y/o absorbemos la energía del otro, sino que actuamos como vehículo a través del cual la energía vital fluye.

El terapeuta Reiki no es un sanador sino que un canalizador de la energía vital la cual actúa sanando.

Esta energía se conoce en otras culturas y religiones: los indios la llaman shakti, los chinos chi; los cristianos hablan de la luz o fuerza divina, los rusos la llaman bioplasma.

Básicamente está en nuestro ADN ser canal transmisor de energía.

 

Entre los beneficios

 

  • Reduce progresivamente el estrés ya que produce un estado de profunda relajación
  • Ayuda a vencer el miedo y la ansiedad mental y aporta serenidad en el espíritu
  • Disminuye dolores y tensiones musculares
  • Aumenta la claridad mental y la concentración para estudiar y/o trabajar
  • Libera progresivamente las emociones reprimidas, armonizándolas
  • Aporta vitalidad física, anímica, revitaliza orgánicamente y rejuvenece todo el organismo
  • Estimula el sistema inmunológico
  • Incrementa la confianza y la autoestima
  • Aumenta la creatividad, la comunicación y las habilidades cognitivas al mejorar la integración de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro
  • Es auxiliar en el tratamiento para disminuir las migrañas, depresión, dolores menstruales y estreñimiento
  • Alivia los dolores crónicos de enfermedades como esclerosis múltiple, enfermedades de corazón, cáncer o leucemia
  • Mejoran considerablemente las patologías de los aparatos respiratorio, circulatorio, locomotor, digestivo, reproductor, y sobre todo el sistema nervioso, endocrino y sensorial
  • Colabora con el proceso de desintoxicación de drogas adictivas
  • Promueve la recuperación post-operatoria
  • Aumenta la energía vital de los órganos favoreciendo la autocuración del cuerpo y activando las defensas propias
  • Acelera los procesos de cicatrización del cuerpo
  • Se equilibran los centros de energía y las funciones metabólicas del cuerpo

 

 

¿Hablamos?

 

Si necesitas re-encontrar tu equilibrio y de una forma suave e integral, la terapia Reiki se revelará ideal para ti. Contáctame para así tener todas las informaciones que necesites.

 

Copyright © Health Energy Coaching - All Rights Reserved